“Embajadores para la ciencia” exploró cómo acercar universidad y empresa

Rating: 
2 votos

En noviembre de 2017, arrancó  la segunda edición de Embajadores para la Ciencia con diez parejas de científicos, diplomáticos y consejeros sectoriales que compartieron unas jornadas para conocer sus respectivos mundos profesionales. En febrero de 2018, las parejas pusieron en común sus experiencias en una última sesión

Una de estas parejas estuvo compuesta por el consejero comercial de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Londres Jose Ramón del Valle Portillo, ingeniero agrónomo de formación,y Sandra Esteras-Chopo, bioquímica de formación y con un pasado académico en neurodegeneración, que actualmente trabaja en el Departamento de Relaciones con Empresa de Imperial College London. 

¿Cómo fueron sus respectivas visitas?

Gracias a su trabajo en transferencia tecnológica y a su participación en “Embajadores para la ciencia”, Sandra comenzó ya su inmersión en la actividad de las Oficinas Económicas y Comerciales en uno de sus viajes de trabajo a Japón, donde acudió a una recepción organizada por el ICEX el 12 de octubre de 2017 dentro del marco de BioJapan. Meses después, el 12 de diciembre, Sandra pasó el día con Jose Ramón visitando la oficina del ICEX en Londres. Allí, Sandra asistió a varias reuniones de trabajo y, guiada por el consejero comercial, observó el funcionamiento de la oficina en su apoyo a las PYMEs españolas para que accedan al mercado británico, en el contacto con inversores españoles en el Reino Unido y también en la promoción de la Marca España a través de productos variados en eventos y ferias británicas. 

Por su parte, Jose Ramón visitó en dos ocasiones el Imperial College London. La primera vez fue el 8 de noviembre de 2017 para conocer el campus de South Kensington y el trabajo de diversos científicos españoles que investigan en la universidad. El 2 de febrero de 2018 visitó las instalaciones del nuevo campus de Imperial College en White City: un desarrollo en el noroeste de Londres valorado en 3.000 millones de libras donde la universidad busca desarrollar sus spinoffs y start-ups y fomentar el intercambio de ideas entre estudiantes, comunidad académica, emprendedores, grandes empresas y sociedad. De este modo, Jose Ramón visitó instalaciones como el Translation and Innovation Hub o The Invention Rooms que están dedicadas precisamente a esas misiones. 

¿Qué aprendieron?

Para Sandra, fue muy interesante visitar las oficinas del ICEX y conocer el trabajo que se realiza desde las administraciones públicas para “impulsar internacionalmente la gastronomía española, para mayor impacto económico en el país”. A Sandra también le sorprendió gratamente “el formidable equipo multidisciplinar que se encarga en estas oficinas de cubrir productos tan variados que van desde comida y vino a azulejos y materiales de construcción, pasando por productos de alta tecnología”. Por último, Sandra agradeció “esta fantástica oportunidad para familiarizarme con un concepto que no conocía, la diplomacia científica, y que creo que es clave para el posicionamiento global de un país”. 

Jose Ramón describió su paso por Embajadores para la Ciencia como “una experiencia fascinante” y le pareció “excelente poder retomar el contacto con la ciencia y la ingeniería más avanzada”. Al consejero comercial le resultó especialmente útil “la reunión con los investigadores españoles en Imperial College London, los cuales presentaron sus avances científicos y proyectos de investigación de una manera clara y divulgativa y cuyos resultados tendrán un impacto social fundamental”. 

¿Cómo pueden interaccionar sus respectivos campos profesionales?

La visita de Jose Ramón al nuevo campus de White City de Imperial College London le hizo observar “cómo la comunidad científica británica está muy interesada en acercar y crear una buena complicidad entre la universidad y la empresa. Quizás debiéramos potenciar esta circulación y transferencia del conocimiento cíclica entre universidad y empresa en España también”. 

Por su parte, para Sandra, el paso por este programa la ha ayudado a “pensar más activamente en asegurar la presencia de universidades y empresas españolas en ferias científicas y tecnológicas internacionales en las que participa ICEX y, a través de las mismas, poder establecer alianzas estratégicas entre Imperial College y las empresas o universidades españolas”. También afirma que “el ejercicio de la diplomacia científica asegurará un mayor acercamiento de la ciencia a la sociedad y, para ello, los científicos debemos implicarnos activamente”. 

Sobre “Embajadores para la Ciencia”.

“Embajadores para la ciencia” está organizado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y la Oficina para Asuntos Culturales y Científicos de la Embajada de España en Londres, con la colaboración de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (SRUK/CERU). Enmarcado dentro de los ejes de actuación de la FECYT sobre el fomento de la cultura científica y la divulgación y del apoyo a la internacionalización de la ciencia española, este es un programa piloto con el objetivo de extenderlo a otras delegaciones diplomáticas e incluso al Congreso de los Diputados y otras instituciones en España.  

El desarrollo del programa se ha podido seguir en Twitter con la etiqueta #Amb4Sci.