Diplomacia científica con la arquitectura y las relaciones internacionales

Rating: 
Embajadores para la ciencia: Héctor Castañeda y Alberto Villanueva

En noviembre de 2017, se celebró la segunda edición de Embajadores para la Ciencia con diez parejas de científicos y diplomáticos que compartieron unas jornadas para conocer sus respectivos mundos profesionales. En febrero de 2018, pusieron en común sus experiencias en una última sesión. 

Una de las parejas fue la formada por el primer secretario de la Embajada de España en Londres Héctor Castañeda Callejón, y el profesor asociado e investigador de la Ravensbourne University London y fundador del estudio IDEA Architecture Office Alberto Villanueva Galindo

¿Cómo fueron sus respectivas visitas? 

Durante varias jornadas, Alberto visitó a Héctor en la Embajada de España en Londres. En primer lugar, Alberto asistió a una conferencia ofrecida para los ciudadanos españoles en Reino Unido sobre los efectos del Brexit en los derechos laborales. En este sentido, le sorprendió “la accesibilidad que tienen los ciudadanos para este tipo de eventos”. En otra visita, Alberto y Héctor charlaron de forma distendida sobre el funcionamiento de la Embajada realizando un recorrido por las diferentes oficinas de la misma y conociendo a sus trabajadores. Alberto también pudo conocer de primera mano las funciones y tareas de la Ventanilla Única para el Brexit

Por su parte, Héctor visitó la universidad de Alberto. De inicio, le sorprendió el hecho de que el propio edificio hubiera sido diseñado por un estudio español. Una vez dentro, pudo visitar la sala de impresión y escáner 3D; salas de grabación de televisión, imágenes y sonido; y bibliotecas y salas multiusos. Se reunieron con la responsable de admisiones de la universidad, que contó a Héctor datos sobre la procedencia de los estudiantes. Durante la jornada, Héctor disfrutó de una experiencia de realidad aumentada proporcionada por la empresa DoubleME; tuvo un almuerzo con dos trabajadores de una start-up; y visitó el proyecto de desarrollo urbanístico sostenible de la península de Greenwich, a cargo de la empresa Knight Dragon – y que incluye un emblemático diseño del arquitecto español Santiago Calatrava. 

¿Qué aprendieron? 

Ambos opinaron que la experiencia fue muy enriquecedora. Héctor resaltó que Embajadores para la Ciencia le ha permitido “tener un primer contacto con el mundo de los científicos españoles en el Reino Unido, que ni sabía que eran tantos ni que tenían tan alto nivel y reconocimiento general por parte de sus colegas y entornos”. En un plano más específico, percibió en la universidad “un interesante ejemplo de relación simbiótica universidad-empresa naciente”. Y por último, a nivel personal, se mostró muy satisfecho de haber conocido a su compañero científico en el programa. 

Alberto señaló que ha podido “entender las labores de una embajada y de un consulado y del importante rol que tienen en las relaciones nacionales e internacionales”. También opinó que Embajadores para la Ciencia “ha desmontado parte de los estereotipos que los ciudadanos tenemos sobre este tipo de organismos e instituciones”, pues ha sido testigo “del enorme esfuerzo y de la preocupación que algunos de estos magníficos profesionales realizan para el beneficio de los ciudadanos españoles en el exterior”. 

¿Cómo pueden interaccionar sus respectivos campos profesionales? 

Alberto comentó que “la posibilidad de que el tejido político de un país pueda trabajar con expertos científicos puede determinar la calidad de las decisiones que tienen que tomar”. Por ello defendió que “si no somos capaces de establecer las conexiones y colaboraciones adecuadas, no seremos capaces de progresar”. 

Héctor extrajo una moraleja similar para su ámbito profesional. Afirmó que “en un mundo crecientemente más complejo, diplomáticos y políticos necesitan tener en cuenta las contribuciones de la ciencia a la hora de adoptar decisiones mejor informadas.”. Tras su paso por Embajadores para la Ciencia, también declaró que “permite tener conciencia de una importante dimensión de la presencia española en el Reino Unido, dimensión de la que cabe sentir orgullo y que hay que defender y promocionar”. 

Sobre “Embajadores para la Ciencia” 

“Embajadores para la ciencia” está organizado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y la Oficina para Asuntos Culturales y Científicos de la Embajada de España en Londres, con la colaboración de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (SRUK/CERU). Enmarcado dentro de los ejes de actuación de la FECYT sobre el fomento de la cultura científica y la divulgación y del apoyo a la internacionalización de la ciencia española, este es un programa piloto con el objetivo de extenderlo a otras delegaciones diplomáticas e incluso al Congreso de los Diputados y otras instituciones en España.  

El desarrollo del programa se ha podido seguir en Twitter con la etiqueta #Amb4Sci.