Precipita, micromecenazgo científico que acerca Ciencia y Sociedad

Rating: 
Jueves, 23 Marzo, 2017
La primera plataforma pública española de crowdfunding ha ayudado a 33 proyectos a alcanzar su objetivo de financiación y sirve como herramienta para abrir los centros de investigación a la ciudadanía e incrementar el interés por la ciencia.

El 9 de octubre de 2014 nacía la primera plataforma pública española de financiación colectiva para proyectos científicos, Precipita, una iniciativa innovadora y novedosa para impulsar la socialización de la ciencia.

Desde la FECYT se había venido observando la tendencia ascendente del micromecenazgo (más conocido por su anglicismo crowdfunding) en distintos ámbitos (sociales, empresariales…) y cómo ya era una realidad para la ciencia en países de nuestro entorno, como Alemania o Reino Unido.

Su potencial para acercar la ciencia a los ciudadanos y mostrarles la investigación y divulgación científica que se desarrolla en España no viene sólo por ser una vía de financiación, sino también por actuar como altavoz de la increíble labor que se realiza en las instituciones de investigación.

A través de la labor de la fundación se observó que si bien los ciudadanos están familiarizados con organizaciones como Cruz Roja o UNICEF, no todos conocían organismos como el CNIC (Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares), el CRG (Centro de Regulación Genómica) o la labor investigadora de los hospitales y las universidades, casi tan importante o más que la labor asistencial de los hospitales o la labor educativa de las universidades.   

Así, Precipita se convierte en una ventana para que los ciudadanos se asomen a los proyectos de investigación y conozcan mejor la labor de los investigadores. Con la máxima de “conoce y participa”, la plataforma quiere que el ciudadano descubra proyectos científicos de investigación y divulgación de muchas y diversas disciplinas (salud, tecnología, biomedicina, arqueología…).

Desde Precipita se busca la apertura de los centros de investigación a la ciudadanía, incrementar la cultura científica y el interés por la ciencia y favorecer la participación ciudadana.

Hacer realidad uno de los proyectos de Precipita significa colaborar en un proceso mucho mayor. Cualquier paso que se dé en una línea de investigación es relevante. No hay que perder de vista que la ciencia y la tecnología forman parte de nuestro día a día y son esenciales para el desarrollo económico y social del país y están íntimamente relacionados con la mejora de la calidad de vida de la sociedad.

¿Qué proyectos se comparten en Precipita?

Los proyectos en Precipita deben cumplir varios requisitos para asegurar la calidad de los mismos:

  1. El proyecto debe desarrollarse en un centro público de investigación.
  2. El proyecto debe haber sido evaluado en una convocatoria nacional o internacional.
  3. El investigador principal debe estar en activo. Para ello debe aportar publicaciones científicas propias o en colaboración o haber participado en acciones de divulgación científica durante los últimos 2 años.
  4. El proyecto debe tener impacto social, es decir, debe realizar aportaciones valiosas a su entorno.

Los proyectos que se presentan a Precipita son parte de un proyecto más grande, es decir, el investigador acude al micromecenazgo para financiar una parte de su investigación, como por ejemplo, ampliar el número de muestras de ADN o adquirir más animalario para investigar una nueva línea que ha surgido durante la investigación.

Para ello, los investigadores se marcan un objetivo mínimo, una cantidad económica mínima necesaria para desarrollar  esa parte del proyecto que se quiere financiar a través del crowdfunding, y un objetivo óptimo, máximo de 25.000 euros, que permitiría realizar tareas adicionales de mejora.

Obviamente, con esas cantidades económicas no se desarrolla un proyecto científico completo, que requiere de cantidades muchísimo mayores. Es una herramienta para que sociedad y ciencia entren en contacto y se descubran mutuamente.

Los grupos de investigación tienen 90 días para conseguir alcanzar el objetivo mínimo que se han marcado. Durante estos 90 días, los investigadores, el centro de investigación y el equipo de Precipita trabajan conjuntamente para difundir su proyecto y lograr precipitar. Desde Precipita se asesora y orienta a los investigadores en cómo comunicar y publicitar su proyecto, en cómo contar su trabajo y los beneficios del mismo a la sociedad. 

En la breve historia de Precipita se han gestionado un total de 86 proyectos: 57 publicados (5 publicados en este mismo momento) y 29 más que han realizado la solicitud de alta. De los publicados, el 67% (35) han precipitado. De las 29 solicitudes, sólo 8 han sido rechazadas por no cumplir los requisitos obligatorios y los 21 restantes están en evaluación o a la espera de ser publicados.   

A lo largo de estos poco más de 2 años se han recaudado más de 410.000 euros en donaciones, lo que supone que cada proyecto consigue una media de 11.600 € (aproximadamente 2,3 veces el objetivo mínimo planteado).

PRECIPITA EN DATOS

Proyectos precipitados

35

Donantes

4.441

Donantes recurrentes

25,63%

Donaciones

412.138 €

Donación media por donante

92,80 €

Por la web de Precipita han pasado muchísimos centros de toda la geografía española. Algunos de ellos son el CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas), Universidad de Santiago de Compostela, Instituto de Investigación Sanitaria La Fe de Valencia, Universidad de Córdoba, Universidad de Barcelona, Hospital Ramón y Cajal, Universidad de Barcelona, CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas)…

Actualmente hay 5 proyectos activos en Precipita:

¿Quieres colaborar con alguno de ellos? ¡Dona aquí!

Temática: