Un proyecto de Precipita quiere mejorar el diagnóstico precoz y el tratamiento de la Esclerosis Múltiple

Lunes, 17 Diciembre, 2018
Un proyecto de Precipita quiere mejorar el diagnóstico precoz y el tratamiento de la Esclerosis Múltiple

El 18 de diciembre se celebra el Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, una enfermedad crónica e incurable del sistema nervioso central, que es la principal causa de discapacidad de origen neurológico no traumático en adultos entre 20 y 40 años.

Por este motivo, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) quiere que los ciudadanos conozcan y participen en un proyecto de investigación, publicado en la plataforma de crowdfunding de donación Precipita, que investiga las causas epigenéticas (interacciones gen-ambiente) de esta enfermedad, que afecta a más de 46.000 personas en España (el 70% son mujeres).

Detrás de este proyecto está un grupo de investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Girona Dr. Josep Trueta, liderado por Jordi Tomas Roig, cuyo objetivo es  identificar qué genes o rutas metabólicas de las células T y B participan en el daño axonal y en la neurodegeneración con el fin de beneficiar a los pacientes a corto-medio plazo tanto en el diagnóstico precoz como en su tratamiento.

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad progresiva cuya evolución puede variar mucho de una persona a otra. Se caracteriza por la aparición de lesiones desmielinizantes en el cerebro asociadas a procesos neuroinflamatorios. La desmielinización es un proceso patológico en el cual se daña la capa de mielina de las neuronas. La pérdida  de mielina provoca  el mal funcionamiento de órganos o músculos. La causa de esta enfermedad es aún desconocida, pero requiere de una compleja interacción entre factores genéticos y ambientales.

Además, el análisis exhaustivo de los procesos subyacentes a la metilación del DNA (un mecanismo muy importante implicado en la regulación de procesos biológicos claves para la célula como son la regulación génica o el desarrollo normal del cerebro) aportará un conocimiento más completo que será de gran utilidad para identificar nuevas dianas terapéuticas.