Especiales Tecnociencia  
Diciembre 2004

¿Qué es la obesidad?

La obesidad se puede definir como un acúmulo excesivo de grasa corporal que se traduce en aumento de peso, aunque no todo aumento de peso se debe al incremento del tejido adiposo.

En condiciones normales, el organismo posee mecanismos complejos encargados de mantener un balance energético adecuado. La energía se almacena en forma de tejido adiposo porque es el que puede acumular más cantidad de energía química (1 gr. de tejido graso almacena 9 Kcal.). Asi, el individuo puede disponer de unos depósitos adecuados de grasa-energía que le permiten desarrollar las distintas funciones vitales.

La obesidad refleja un desequilibrio entre la ingesta energética y el gasto calórico.

Existen diferentes métodos para evaluar la grasa corporal. La antropometría es el método más empleado tanto en la práctica clínica como en la investigación epidemiológica. El Indice de Masa Corporal (IMC) es uno de los indicadores recomendados para clasificar la tipificación ponderal.

El Indice de Masa Corporal (IMC) relaciona el peso con la altura de acuerdo con la siguiente fórmula:

IMC= peso (Kg) / altura2 (m2)

BMI: Body Mass Index

Body Mass Index and Health

Body Mass Index Table

En la clasificación de sobrepeso y obesidad propuesta por el comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el punto de corte para definir la obesidad es de un valor de IMC=30 kg/m2, limitando el rango para la normalidad a valores de IMC entre 18,5–24,9 kg/m2, y el de sobrepeso a valores de IMC entre 25–29,9 kg/m2.
En el Consenso de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) del año 2000 para la evaluación del sobrepeso se presentan dos diferencias importantes con respecto a la clasificación de la OMS. Por una parte, el amplio rango que abarca el sobrepeso en la que está incluida una gran parte de la población adulta y que lo divide en dos categorías, calificando al sobrepeso de grado II como preobesidad. Una segunda diferencia es la introducción de un nuevo grado de obesidad (obesidad grado IV u obesidad extrema) para aquellos pacientes con un IMC=50 kg/m2 y que son tributarios de indicaciones especiales en la elección del procedimiento de cirugía bariátrica aconsejable.

Clasificación de la obesidad según el IMC (OMS)

Tipificación
IMC (kg/m2)
Normopeso
18,5 - 24,9
Sobrepeso (Obesidad grado I)
25 – 29,9
Obesidad grado II
30 – 34,9
Obesidad grado III
35 – 39,9
Obesidad grado IV
> 40

Clasificación de la obesidad según el IMC (SEEDO)

Tipificación
IMC (kg/m2)
Peso insuficiente
<18,5
Normopeso
18,5 – 24,9
Sobrepeso grado I
25 – 26,9
Sobrepeso grado II (preobesidad)
27 – 29, 9
Obesidad de tipo I
30 – 34,9
Obesidad de tipo II
35 – 39,9
Obesidad de tipo III (mórbida)
40 – 49,9
Obesidad de tipo IV (extrema)
>50

Tipificación de los españoles según su IMC

Tipificación
%
Bajopeso (IMC<20)
5,2
Normopeso (IMC 20-24,9)
41,9
Normopeso (IMC 25-26,9)
20,1
Obesidad grado I (IMC 27-29,9)
19,4
Obesidad grado II, III y Mórbido (IMC>30)
13,4
Total
100

Fuente: Estudio prospectivo delphi. Libro blanco. Costes sociales y económicos de la obesidad y sus patologías asociadas (hipertensión, hiperlipidemias y diabetes).

Los niveles medios de IMC en el adulto de 22-23 Kg/m2 se encuentran en Africa y Asia, mientras niveles de 25-27 kg/m2 prevalecen en Norteamérica, Europa y en algunos países de América Latina, el norte de Africa y algunas islas del Pacífico.

La relación entre la circunferencia de la cintura o abdominal y la de las caderas o glútea, proporciona un índice de la distribución regional de grasa corporal y ha resultado una buena guía en estudios epidemiológicos para valorar los riesgos que ocasiona el exceso de peso para la salud. Es decir, la distribución de la grasa tiene una consideración importante en la evaluación de la obesidad y el sobrepeso y en el riesgo asociado de enfermedad.

En la medición del cociente cintura/cadera (C/C) se acepta que valores superiores al percentil 90 de este cociente en la población estudiada representan un riesgo importante para la salud. Los datos obtenidos en la población española fijan el nivel de riesgo de este cociente en una cifra superior a 0,9 para las mujeres y superior a 1 para los varones. En la actualidad, existe una tendencia a utilizar sólo la circunferencia de la cintura, valor más importante que el de la cadera, para valorar el riesgo de la acumulación central de la grasa. Según datos del citado consenso de la SEEDO, los valores de riesgo para la circunferencia de la cintura se fijan en 95 cm para los varones y en 82 cm para las mujeres. Se considera que el riesgo es elevado cuando la circunferencia de la cintura es superior a 102 cm en los varones y a 90 cm en las mujeres.

Valores de riesgo basados en datos antropométricos

  Varones Mujeres Riesgo
Indice cintura/cadera >1
0,90-1
<0,90
>0,85
0,80-0,85
<0,80
Muy elevado
Elevado
Muy bajo
Circunferencia de la cintura (SEEDO) >95 cm
>102 cm
>82 cm
>90 cm
Elevado
Muy elevado
Nacional Institutes of Health (NIH) >94 cm
>102 cm
>80 cm
>88 cm
Elevado
Muy elevado
Diámetro sagital >25 cm >25 cm Elevado

 

Tipos de obesidad:

1. Desde el punto de vista anatómico la obesidad puede ser:

  • Hiperplásica (exceso de células grasas): suele ser una obesidad grave de inicio temprano.
  • Hipertrófica (exceso de tamaño de las células grasas): suele ser más leve y de inicio en la etapa adulta.
  • Mixta: combina los dos tipos.

2. Desde el punto de vista de distribución de la grasa puede ser:

  • Ginecoide (en forma de pera)
    Se caracteriza por un acúmulo de grasa preferentemente de cintura para abajo (entre caderas y rodillas). Es más frecuente en las mujeres y se suele asociar a varices y problemas osteoarticulares.
  • Androide (en forma de manzana)
    La grasa se localiza fundamentalmente en la cintura. Es más común en los varones y se relaciona de forma especial con la diabetes mellitus tipo II, arterioesclerosis, hipertensión arterial y aumento de riesgo cardiovascular.

Más información: